Microdermoabrasión con Punta Diamante

Renueva tu piel para mantener la piel firme, visiblemente joven y saludable




Acné en Adolescentes

La microdermoabrasión es una técnica ideal para mantener la piel joven, suave y limpia. Se obtienen resultados similares a los peeling, pero de una manera mucho menos agresiva, permitiendo retomar las actividades habituales de manera inmediata. Es ideal para que la piel se renueve naturalmente ayudando a disminuir cicatrices y arrugas. Es un procedimiento estético que elimina las capas exteriores de células en la piel.

Esta técnica se realiza mediante unas puntas recubiertas con partículas de cristales diamante con diferentes graduaciones y un sistema de vacío. Las puntas se deslizan sobre la superficie del rostro, cuello o área a trabajar y el sistema de succión aspira las partículas que se desprenden, es decir, las células muertas de la capa superficial de la piel. Es importante mencionar que este es un procedimiento indoloro, que no requiere de ningún tipo de anestesia.

Al terminar la sesión solo se aprecia un ligero enrojecimiento de la región tratada. La sensación durante el procedimiento es de un ligero masaje. Al término da cada sesión se puede aplicar una loción refrescante e hidratante y una crema con filtro solar, evitar la exposición del sol por algunos días inmediatamente después del procedimiento de modo y se pueden retomar las actividades de manera inmediata.

Es recomendable aplicar esta técnica en sesiones semanales o quincenales.

Los resultados de la Microdermoabrasión con puntas de diamante se aprecian desde la primera sesión. El más evidente es la suavidad y lozanía de la piel, que se ve radiante y juvenil, limpia y saludable. A mediano plazo, después de tres a cuatro sesiones, se van apreciando los resultados en los problemas específicos que originaron el tratamiento. Es ideal para que la piel se renueve naturalmente ayudando a disminuir cicatrices y arrugas.

Con la microdermoabrasión lograrás: